La tienda de Bilbao que fue una casa-palacio

Como si de una bilbainada se tratase, la tienda que tiene Zara en la Gran Vía de Bilbao ostenta el reconocimiento de contar con la planta baja más larga entre todas las tiendas de calle que tiene la emblemática marca del grupo Inditex. Suma nada más y nada menos que 95 metros de largo de tienda.

El edificio posee 3 plantas dedicadas a la venta textil hoy en día (más un par de pisos superiores ocultos, que no están operativos) y es un inmueble histórico, construido en 1907 por el arquitecto José María Basterra para la familia Lezama Leguizamón como su casa-palacio. Durante la guerra, el edificio fue incautado, pero al terminar el conflicto bélico, la familia recuperó el inmueble. Aunque al poco tiempo, en 1944 pasó a ser ocupado por la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao, que lo estableció como su sede.

Aspecto actual del edificio en el que se encuentra Zara

El pasado feminista del edificio de Zara en la Gran Vía de Bilbao

Al hablar de la historia de este bonito edificio, hay que hacer una especial mención al hecho de que en 1937, en plena guerra civil, en el tercer piso del inmueble se constituyó la Sección Vasca de la Agrupación de Mujeres Antifascistas (AMA). Este grupo fue impulsado por militantes del Partido Comunista en las zonas de España en las que se seguía apoyando la República, y en él se integraron mujeres de Acción Nacionalista Vasca así como de los sindicatos UGT y CNT. En este lugar, al parecer, ya existía desde el comienzo de la contienda el Hogar de la Mujer Moderna, a cuya lucha feminista se unió AMA posteriormente.

Los secretos de la tienda de Zara en Bilbao

Actualmente el clásico edificio lo ocupa la firma insignia de Inditex, tras una cuidada reforma que ha mantenido muchos de sus elementos originales como la maravillosa escalera principal, los pilares de la entrada, una chimenea, varias vidrieras, elementos decorativos de las paredes o el suelo de madera de la segunda planta de la tienda. Pero la joya de la corona sin duda se encuentra en ese piso intermedio de la tienda: una capilla, la cual se mantiene cerrada, pero perfectamente iluminada para ser visible a ojos de los clientes más curiosos a través de su puerta acristalada.

Maravillosa vista de la elegante segunda planta de la tienda de Zara en la Gran Vía de Bilbao.
La coqueta capilla aguarda tras unas discretas puertas de madera en el corazón del segundo piso, rodeada por prendas a la última moda.

De este modo Zara fusiona en su tienda tecnología y tradición, manteniendo viva la esencia de aquel lujoso palacete de la familia Lezama Leguizamón en Bilbao. Viendo las fotografías antiguas podemos viajar un poco en el tiempo e imaginar el esplendor del edificio en su época.

En esta imagen podemos observar cómo era el edificio en su época (fuente: Deia)
Merece la pena prestar atención a los detalles y no pasar por alto elementos como la antigua chimenea, que se mantiene imponente en la segunda planta del edificio, o las impresionantes vidrieras que aún se conservan.

Os recomiendo mucho entrar a la tienda de Zara en Bilbao (Gran Vía 23), aunque sólo sea por curiosear su arquitectura y fascinaros con la escalinata y la singular capilla en mitad del comercio. Si entrecierras los ojos, puedes imaginarte a la pudiente familia Lezama Legizamón en su vida diaria entre las paredes de este edificio que ha sobrevivido al paso del tiempo.

Hola, Bilbaolover 👋
¡Bienvenido!

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se cuece en Bilbao, deja tu e-mail y te avisaremos cada vez que se publique un artículo nuevo.

¡No enviamos spam! Palabrita de bilbaína. Puedes leer la política de privacidad.

Hola, Bilbaolover 👋
¡Bienvenido!

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se cuece en Bilbao, deja tu e-mail y te avisaremos cada vez que se publique un artículo nuevo.

¡No enviamos spam! Palabrita de bilbaína. Puedes leer la política de privacidad.

Deja un comentario