En una de las últimas novelas de Dan Brown, «Origen», la ciudad de Bilbao se convierte en un escenario clave para los misterios que el profesor Robert Langdon debe resolver. Así que he querido ir tras los pasos del famoso personaje y recorrer los fascinantes lugares que sirven como telón de fondo para esta emocionante historia. Sumérgete en el intrigante mundo de Dan Brown y acompáñame a descubrir los escenarios de Bilbao en los que se desarrolla parte de la trama

bilbao-dan-brown-escenarios-guggenheim-langdon

Tras los pasos de Robert Langdon en Bilbao

Si sois unos lectores empedernidos como yo y si además os gustan las novelas de intriga y misterio, es probable que hayáis leído algunas novelas de Dan Brown. La última novela que escribió este estupendo escritor relatando las incansables aventuras del profesor Robert Langdon se llama «Origen», y sus primeros capítulos se desarrollan nada más y nada menos que en Bilbao.

pyppy-guggenheim-bilbao-museo-amazing-bilbao-blog

«El profesor Langdon levantó la mirada hacia el perro de doce metros de altura que había en medio de la plaza. El pelaje del animal estaba formado por un tapiz orgánico de hierba y flores aromáticas», así comienza a atraparnos esta novela, dando protagonismo desde la primera página al entorno del Guggenheim. Lo primero que llama la atención al famoso personaje es nuestro querido perrito de flores, Puppy, generando en él cierto desconcierto. Acto seguido comienza a descender por la característica escalinata que se encuentra en el lateral izquierdo del museo. Si la conocéis y alguna vez habéis bajado por ella, seguro que estáis de acuerdo con Langdon en el modo en que la describe. Según el profesor, se trata de «una extensa escalinata cuyos desiguales escalones parece que quieren impedir mantener el ritmo y zancada habituales». Y es cierto, si aún no habéis tenido ocasión de bajar por estas escaleras, hacedlo y después me contáis 😉

Bajando por la peculiar escalinata llega al paseo junto a la ría. Desde allí observa la espectacular arquitectura del Guggenheim ideado por Frank Gehry, describiéndolo como si hubiese salido de una alucinación alienígena. Tampoco le pasa desapercibida la escultura de «Mamá«, la enorme araña de Louise Bourgeois, ni la neblina emanando del estanque del museo, que le hace sobresaltarse cuando comienza a aparecer y se trata de hecho de otra obra de arte, designada la «escultura de niebla» de Fujiko Nakaya.

Poco después se adentra en el interior del museo, en su objetivo por asistir al misterioso evento de su amigo, y queda maravillado por el atrio, que le recuerda a una catedral futurista. También le llama la atención la obra compuesta por cintas transportadoras con mensajes, en la que los turistas suelen detenerse a menudo divertidos y por supuesto, a su paso por las salas del museo se deleita contemplando la obra «la materia del tiempo».

Robert Langdon asiste al evento de su peculiar amigo, en el que, sin ánimo de hacer spoilers, digamos que las cosas se tuercen un poco y el asunto desemboca con el desafortunado profesor emprendiendo la huida del museo, viéndose obligado a coger una embarcación bajo el puente de La Salve para escapar y conseguir de algún modo su objetivo, que es llegar al aeropuerto de Bilbao para tomar un avión lo antes posible.

¿Lo conseguirá? Sólo lo sabrás si lees la novela, y no seré yo quien te destripe el final y te fastidie la oportunidad de disfrutar de esta trepidante historia 😉

Recorrido visual…

Extra: Si quieres disfrutar de un paseo en video por los escenarios de la novela, en la página de instagram @amazing_bilbao tienes el recorrido en un reel.

Deja un comentario